Análisis de FIFA 15

Como cada temporada, una nueva entrega de FIFA llega a las tiendas para tratar de complementar la pasión por el fútbol que se vive en este país. Precisamente de la pasión que desprende este bendito deporte bebe el nuevo FIFA 15. Ya os adelantamos que no se pueden esperar grandes novedades en esta edición, pero que redondea un año más un producto cada vez más perfecto. Los datos aquí aportados hacen referencia a la versión para PlayStation 4, Xbox One y PC, que en esta ocasión tendrá la misma categoría que las consolas de nueva generación y hará uso del motor Ignite para una representación visual hiperrealista.

Lo primero que podemos destacar son las mejoras en la representación de un partido de fútbol en FIFA 15 cada vez más cercano a las retransmisiones deportivas que tanto nos animan en cada fin de semana. En el menú de pausa o al acabar cada encuentro veremos un resumen con los “highlights” más importantes, con narración de fondo, piezas musicales y distintos filtros y ángulos de cámara que harán que no suponga un esfuerzo extra ver estos momentos más destacados del que ha sido nuestro partido.

FIFA 15 Xbox One

La representación de la afición también ha sido mejorada considerablemente. Si ya en FIFA 14 observamos que dejaban de ser simples cartones para tener un modelado tridimensional, en esta ocasión se han tratado de representar los movimientos característicos de algunas de las más importantes (Boca Juniors, Manchester City, Liverpool, etc.). De este modo, tendremos la sensación de que jugar en campo contrario es una experiencia totalmente distinta y deberemos acostumbrarnos a los pitos y abucheos de esta afición rival. También escucharemos una mejora en los cánticos de cada estadio, capturados in situ la mayoría de ellos.

Ya el año pasado desapareció el efecto moqueta, esa sensación de jugar en una superficie totalmente plana para observar que se había recreado cada brizna de césped, que incluso saltaban por los aires en cada golpeo de balón. Para este año, se ha potenciado ese aspecto y ahora tendremos una degradación progresiva a medida que avanza el crono, así como daños provocados por las entradas a ras de suelo que hagamos. De momento no es más que un efecto visual, por lo que no tendrá trascendencia alguna en el juego.

Hablando de pasión, los futbolistas tendrán nuevas animaciones que tratan de representar el estado anímico que se vive en un campo de fútbol. Observaremos cómo algunos compañeros echan la bronca a un jugador tras un error o por el contrario tratan de animar a ese jugador, felicitaciones al portero tras una gran para o pequeños amagos de tangana tras una entrada bastante dura. Las felicitaciones al portero no serán pocas, pues se ha mejorado la Inteligencia Artificial de los arqueros y veremos auténticos paradones. Por contra, cuando hacen alguna cantada, esta es todavía más notoria. Hablando de animaciones, también se han mejorado los contactos cuerpo a cuerpo y las entradas a ras de suelo buscando un mayor realismo.

FIFA 15 PS4

FIFA 15 sigue siendo el mayor almacén de licencias que podamos encontrar en un juego de fútbol. A pesar de haber perdido la licencia brasileña por la inclusión de la turca, las ligas más importantes de Europa estarán perfectamente representadas. Este año se ha decidido ir un paso más allá y con la Premier League como pionera se ha optado por plasmar en pantalla todas las caras de los jugadores pertenecientes a esa liga, más allá del nivel o importancia del club y estarán disponibles todos los estadios, estilo de marcadores y demás. Las diferencias entre un pantallazo del juego y una captura real de televisión de esta liga cada vez son más pequeñas. Esperemos que para el año que viene sea la Liga BBVA la que esté representada con este grado de fidelidad.

Poca novedad encontraremos en los modos de juego, repiten los mismos del año pasado con la salvedad de la inclusión de Temporadas offline, más allá de su aparición en el modo Mánager. El eje de la experiencia de juego volverá a ser FIFA Ultimate Team, ese modo de colección de cartas con la que formar nuestra propia plantilla y club. La principal mejora en este apartado viene de la mano de la inclusión de cesiones, buscando equilibrar las fuerzas de los equipos durante un número determinado de partidos. Además, para facilitar el crear nuestro propio dream team se ha añadido este año un simulador en el que colocar a cualquier jugador disponible en este modo para ver la variación de calidad y química de nuestro equipo. Por último, los poseedores de consolas Xbox tendrán a su disposición nuevas leyendas dentro de la sección correspondiente de FUT.

Como vemos, a nivel de jugabilidad la entrega de esta temporada se ha limitado a parchear y aportar pequeñas mejoras a la experiencia de juego piloto que tuvimos el año pasado en este estreno generacional. En lo concerniente al apartado audiovisual, todas las versiones funcionan a 1080p moviéndose a 60 frames por segundo y en cuanto al sonido, repetirán los comentarios de Manolo Lama y Paco González –decimos repetirán porque cada año suenan a lo mismo- y tendremos una banda sonora de grupos no demasiado conocidos pero que mezclan bien en conjunto y amenizan enormemente nuestro tránsito entre los menús.

Si te gustó la base de FIFA 14 y no esperas grandes cambios estás ante el juego ideal, pues nuevamente esta temporada ocupará el trono de simulador futbolístico por méritos propios. A pesar de ser una entrega excesivamente continuista, el nivel adquirido es tan alto que disfrutarás de horas y horas de juego de tu deporte favorito.

*Vídeo análisis por Pedro Iglesias.