Así es el nuevo Kinect Sports Rivals

portadakinectLa pasada semana pudimos disfrutar de una presentación de uno de los primeros grandes títulos para Xbox One que se centra en el uso del periférico Kinect 2.0. Con motivo de la visita de Harry Robinson y Nick Burton del reputado estudio RARE, quienes se han encargado del desarrollo de este título pudimos conocer algunas de las características principales del juego.

Un único escenario. Kinect Sport Rivals (en adelante KSR) se basa en un exótico escenario en el que grandes zonas rocosas se mezclan con otras de gran vegetación. Esta isla será el marco en el que se desarrollen sus 6 actividades a realizar. De este modo se busca una mayor cohesión del conjunto en vez de separar la acción en zonas separadas.

Repiten los deportes más populares, se añaden nuevos. Con la experiencia previa y los datos recogidos sobre los gustos de los usuarios en la precuela aparecida en Xbox 360 han optado por repetir aquellos deportes que más gustaron con un leve lavado de cara (fútbol, bolos y tenis) así como incluir otros 3 completamente nuevos (carreras de motos de agua, escalada y tiro con pistola).

foto1

Fútbol futurista. La representación del deporte rey para KSR toma como base el movimiento estático y por turnos de los juegos de chapas. La clave se centra en los movimientos que realizamos a cámara para chutar así como parar los goles. Debido a la mayor precisión del sensor Kinect 2.0., es capaz de detectar hasta las distintas zonas de golpeo al balón según la parte del pie con que ejecutemos el movimiento.

Tenis más robusto. De una manera similar al deporte anterior, las mejoras en el sensor hacen que la experiencia en tenis sea más robusta en palabras de su productor. Los diferentes efectos que demos al golpear serán claves para conseguir raquetazos potentes o liftados y es especialmente preciso para las dejadas.

Los bolos repiten por ser los más populares. No se podía quedar fuera de la ecuación el juego de bolos, pues fue el más jugado del anterior Kinect Sports de 360. En esta ocasión Kinect es capaz de detectar entre mano abierta y mano cerrada, para saber el momento exacto en el que queremos soltar la bola. Además también puede recrear la rotación de la muñeca para realizar tiros con efecto.

foto2Carreras alocadas en el agua. En las carreras de motos acuáticas podemos colocar nuestras manos como si fueran el manillar, por medio de la rotación de muñeca el juego sabrá si queremos acelerar. Además se añaden comandos de voz o la posibilidad de dar un pisotón para activar los acelerones con los que conseguir un plus de velocidad.

Escalada, la actividad más peligrosa. La actividad de escalada es una de las más sencillas en cuanto a su ejecución, pero sin embargo es de las que más penalización conlleva en el caso de fallar. Se basa en el movimiento preciso hasta el siguiente agarre del rocódromo y la diferenciación entre mano abierta y puño cerrado. Hay que respirar hondo y ser precisos, o la caída puede ser inevitable.

La inclusión del shooter. En un alarde de la precisión con la que el nuevo Kinect 2.0. puede trabajar, se ha incluido un juego de tiro. Usando nuestra mano como una prolongación de la pistola, se trata de disparar al mayor número de dianas posibles lo más rápido que sea posible.

foto3Crea tu campeón, únelo a un equipo. Uno de los aspectos más divertidos y que más sensación causa tras haber probado KSR es su modo de creación de nuestro propio personaje. Gracias a la precisión del sensor, crea un modelado tridimensional de nuestro rostro con un grado de exactitud digno de elogio. Este muñeco de barro en el que transforma nuestra cara termina ajustándose a los modelos de personaje existentes en el juego, con una estética de personaje de película de animación que realmente se parece bastante a nosotros. Esta capacidad de Kinect puede ser un antes y un después si se implementa en los editores de otros juegos. Una vez creado nuestro personaje podemos incluirle en la plantilla de alguno de los tres equipos existentes.

foto4El futuro de Kinect. La presentación se cerró con una demostración técnica por parte de Nick Burton mostrándonos lo que Kinect 2.0. es capaz de llegar a ser. Destaca el nuevo sistema de posicionamiento del jugador en el espacio por medio del envío de pulsos, de este modo no importa tanto la iluminación de la estancia. De igual manera ahora puede reconocer fácilmente características como el color de piel. Pero sin duda lo que más nos asombró fue cómo puede llegar a ser de preciso el sistema de captura facial. Si nos había dejado impresionados el modo creación del juego, no es sino el principio de lo que Kinect puede llegar a ser, permitiendo tomar en apenas segundos datos paramétricos del rostro para recrearlo con la mayor perfección posible.

Kinect Sports Rivals se pondrá a la venta el próximo 11 de abril en exclusiva para Xbox One. Hará uso obligatorio del sensor Kinect 2.0., lo cual no supondrá un problema ya que este accesorio viene incluido en todos los packs de la consola Xbox One.